Considerado nutracéutico, es decir, curativo, por sus propiedades nutricionales.

Un alimento del que ya no puedo prescindir. Veamos, rápidamente, qué es, sus efectos, cómo tomarlo y almacenarlo adecuadamente. Empecemos.

Qué es el aceite de cáñamo

El aceite de cáñamo, que se obtiene del prensado en frío de las semillas de Cannabis Sativa, tiene un color que va del verde claro al oscuro, con un sabor que recuerda al de los frutos secos. Y es famoso por sus virtudes terapéuticas. 

¿Cuáles son sus propiedades?

Un extraordinario suplemento natural y aliado de nuestra salud. El aceite de cáñamo, con un aporte calórico muy bajo, cada gramo contiene sólo 9 calorías, es una mezcla beneficiosa de grasas esenciales, vitaminas, minerales y aminoácidos.

Es famoso por su óptimo equilibrio entre omega 6 y omega 3, con una proporción de 3:1. Una proporción que ningún otro alimento puede ofrecer en la naturaleza.

Sólo una cucharadita de este aceite aporta 1,7 gramos de omega 3, que es el requerimiento diario de un hombre adulto. Y no termina ahí.

Tiene cantidades significativas de aminoácidos, que son esenciales para el buen funcionamiento de nuestro cuerpo.

Las numerosas vitaminas, entre ellas: A, E, PP, C, B1, B2, B6

Y sales minerales como: hierro, calcio, magnesio, potasio, fósforo

Recuerde, para preservar sus componentes nutricionales, prefiera siempre el aceite de cáñamo obtenido por prensado en frío, sin refinar, y evite los obtenidos mediante el uso de disolventes.

Los beneficios del aceite de cáñamo

Con propiedades antiinflamatorias, antioxidantes y estimulantes del sistema inmunológico, se ha demostrado cómo, tomar aceite de cáñamo a diario, beneficia nuestra salud.

Veamos sus beneficios:

Trastornos cardiovasculares. Disminución de los niveles excesivos de triglicéridos y LDL (colesterol “malo”) en sangre. Reducción del riesgo de trombosis, aterosclerosis y enfermedades cardiovasculares. Aumentando la elasticidad de las paredes de los vasos sanguíneos y evitando la acumulación de grasa en las arterias.

Para el cuidado de la piel. Aplicado directamente en la zona afectada, el aceite de cáñamo ha demostrado ser muy útil en cosmética, para: psoriasis, vitíligo, eczema, micosis, irritaciones por alergia, dermatitis seca y para toda inflamación o irritación localizada. Un salvavidas para la piel afectada por el acné y eficaz para el tratamiento de los hongos en las uñas.

Para las enfermedades inflamatorias. Se utiliza para la prevención y el tratamiento de la artrosis y la artritis reumatoide y otras enfermedades inflamatorias como, la infección crónica de la vejiga, el tratamiento del intestino irritable y la enfermedad de Crohn.

Fortalece el sistema nervioso. Trata los problemas de aprendizaje, los déficits de memoria, las dificultades de concentración y la falta de atención. Depresión crónica y depresión posparto.

Problemas respiratorios. Para el tratamiento del asma, sinusitis, traqueítis y afecciones respiratorias.

Y por último, para los desequilibrios del sistema hormonal femenino: quistes ováricos, dolor menstrual, síndrome premenstrual y en la menopausia, lucha contra la osteoporosis. Las mujeres dan las gracias.

¿Cuántas cucharadas de aceite de cáñamo debo tomar?

No hay una respuesta exacta. Las dosis varían de una persona a otra. Pero, para quienes lo toman por prevención, una cucharadita es suficiente. Mientras que, para aquellos con condiciones médicas, se recomienda una cucharada al día.

Pero recuerde.

Es esencial que lo tome por la mañana, con el estómago vacío, antes del desayuno. De este modo, será mucho más eficaz. Ahora ya está listo para empezar el día, pero antes, ¿dónde guardarlo?

Después de abrirlo es una buena idea ponerlo en la nevera. En frascos de vidrio oscuros, bien cerrados y alejados de la luz y las fuentes de calor.

¿Aceite de cáñamo o aceite de CBD?

El aceite de CBD se obtiene de la extracción del CBD, o cannabidiol, y de los principales componentes del cannabis, como: terpenos, flavonoides y otros cannabinoides, como el THC.

Seguro y natural, se utiliza para el tratamiento de diversas enfermedades. Desde las excelentes propiedades antiinflamatorias y antioxidantes, propiedades relajantes y analgésicas. El aceite de CBD se muestra eficaz para combatir la ansiedad y el estrés acumulado, mejorando el estado de ánimo y la calidad del sueño. Pero eso no es todo.

Numerosos estudios que lo presentan han demostrado la eficacia de los

Cannabinoides en el tratamiento de los síntomas del cáncer, la epilepsia, la enfermedad de Parkinson y muchos otros.

Leave comment

Your email address will not be published. Required fields are marked with *.